Reparación histórica colonial de Achille Mbembe (Parte III)

Quipus Privilegios Interseccionalidad Género Raza Clase

¿Realmente, se puede calcular la deuda colonial desde la invasión española a Abya Yala y se puede reparar económicamente la barbarie sufrida por los pueblos originarios y latinoamericanos desde la colonización? 

Autor: Miguel Gámez

Dr. Investigación en Comunicación y Periodismo

Universitat Autònoma de Barcelona

www.privilegiosquipus.com

miguelgamez18@gmail.com

Reparación institucional normativa

Las leyes actuales de reparación institucional normativa pueden ser no lo suficiente críticas con el Colonialismo, de hecho pueden reproducir prácticas coloniales, ya que las instituciones que deciden el otorgamiento de este beneficio utilizan criterios que siguen operando dentro del sistema mundo colonial.

Ley de cuotas de Brasil

Según Mercosur, un ejemplo de ello son las cuotas raciales en Brasil, que desde el 29 de agosto de 2012 cuando se aprobó la Ley de Cuotas Sociales, se destina el 50% de plazas universitarias y para estudiantes de escuelas públicas, divididas según la renta familiar y origen étnico -negros, mulatos e indígenas proporcional a la composición de la población de cada estado- (IPPDH, 2012).

No obstante, este tema se viene discutiendo desde hace décadas, con la intención de evitar nuevos tipos de prejuicios o discriminación que pudiera producirse al aplicar la ley, que según Gislene Aparecida implica un nuevo tipo de violencia para la población racializada al momento de ejercer sus derechos.

A partir de su aprobación en 2012, en el plazo de 10 años, el Ministerio de Educación y la Secretaría Especial de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial, de la república de Brasil, debe responder a los artículos 3 y 5 de la ley de cuotas para la enseñanza superior Nº 12.711, tanto para las instituciones federales de enseñanza técnica de nivel medio así como en las instituciones federales de enseñanza superior.

Guaicaipuro Cuatemoc cobra la deuda a Europa

Por otro lado, cuando el periodista venezolano, Luis Britto García, escribe “Guaicaipuro Cuatemoc  cobra la deuda a Europa” en 1992 – al recordarse los 500 años de la invasión a Abya Yala-, el cual es actualizado y utilizado por el presidente boliviano, Evo Morales, en Moscú con  el “Discurso sobre la verdadera deuda externa” durante la reunión de Jefes de Estado de los países productores de petróleo en 2013, para explicar en realidad cuánto se le debe a América Latina, se logra entender claramente lo que significa la reparación histórica desde una conciencia racializada y desde gobiernos alternativos a la democracia occidental.

Independientemente de la autoría del discurso, las verdades expresas acerca del cálculo que se hace de la deuda de Europa a Abya Yala es groseramente cuantiosa, por lo que la reparación no solo se basa en la recuperación material, sino, como ya se ha explicado, existen otras dimensiones para tomar en cuenta, que se cruzan, y con las cuales podría comenzarse una verdadera reparación colonial de los sujetos subalternos globales.

ONU y reparación

También se puede agregar que durante el debate general de la 72ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, realizada en Nueva York el 22 de septiembre de 2017, el primer ministro de San Vicente y Las Granadinas, Louis Straker, señaló claramente en su discurso que:

“[…] una parte sustancial de los antecedentes o el contexto de los continuos desafíos socioeconómicos de los estados nacionales de nuestra civilización caribeña es el terrible legado de subdesarrollo que nos ha legado el colonialismo europeo como consecuencia del genocidio nativo y la esclavitud africana. La campaña internacional de reparación de las antiguas potencias coloniales para ayudar a reparar este legado maligno es urgente y oportuna. Merece el pleno apoyo de esta Asamblea, particularmente la de esta década, que se centró en la elevación de personas de ascendencia africana” (Straker, 2017: 6).

El 10 de octubre de 2017 en Jamaica se lanzó oficialmente el “Centro de investigación sobre reparaciones” para concienciar, realizar investigaciones para el avance de la petición de reparaciones en apoyo de las comunidades del Caribe, cuya primera actividad del vice canciller y director de la comisión de reparación del CARICOM, Hilary Beckles, fue llamar al pago de la deuda de 76 billones de libras esterlinas para la reparación de los descendientes de esclavos: “The £20 million that they paid to the slave owners should have been paid to the enslaved. We have to make a claim to that money. We have an entitlement to that £20 million that was paid in 1834 (which) today values £76 billion” (CARICOM Today, 2017).

Reparación y arte

Pero, como ya lo hemos advertido, no todo se trata de la indiscutible reparación económica, sino que compone otros elementos más esenciales como los que propone el artista franco-argelino, Kader Attia, reconocido por sus aportes a la comprensión de la salud mental y lo irreparable de las reparaciones post-coloniales.

Explica que su arte busca “contribuir a reparar las lesiones sociales que son centenarias y planetarias” y más allá de la restitución financiera o las medidas políticas, el artista observa y aborda en su obra las otras heridas persistentes del conflicto: secuelas psíquicas, históricas, lingüísticas, personales o generacionales” (El País, 2017). Hace una diferenciación entre la ruptura de un objeto y su reconstrucción al unir las piezas, no obstante manifiesta que este acto no es tan sencillo con la reparación colonial, pues no se trata solo del control o relaciones de poder sino con dimensiones más humanas.

¿Qué pasará con Abya Yala?

Especialmente las declaraciones ante organismos internacionales, nos ofrece un punto de partida para comenzar el ejercicio de autoreconocimiento -como acto imaginario con bases sólidas y argumentos científicos comprobables-, en el cual situamos la Colonialidad desde un espacio-tiempo histórico: 12 de octubre de 1492, la invasión española al Abya Yala, lo que suma y sigue contando, 529 años de opresión y explotación.

Caben dos interrogantes para culminar: 1.- ¿Realmente, se puede calcular la deuda colonial desde la invasión española en Abya Yala?, y 2.- ¿Realmente, se puede reparar económicamente la barbarie sufrida por los pueblos originarios y latinoamericanos desde la colonización?

 

Bibliofrafía:

Aparecida, Gislene (2008). “Cuotas raciales, identidad negra y derechos en el Brasil”. En: Iconos, Revista de Ciencias Sociales, Nº 32, pp. 133-144.

Gámez, José Miguel (2018). Método de interacción social en comunicación (MISCOM) : deasarrollo solidario desde la comunidad marroquina en Catalunya. Tesis doctoral co-dirigida por: Dra. Teresa Velázquez, Dra. Olga del Río. Disponible en: https://ddd.uab.cat/record/204207

Gámez, José Miguel (2019). Reparación Histórica Decolonial, cálculo racializado contra el proceso civilizatorio, el desarrollo y los Derechos Humanos. Revista Nós – Cultura, Estética e Linguagens – Volume 4 / Número 2, Brasil. Disponible en: https://www.revista.ueg.br/index.php/revistanos/article/view/9511

Mbembe, Achille (2013). Crítica de la razón negra. Ensayo sobre el racismo contemporáneo. Barcelona, Nuevos Emprendimientos Editoriales. Disponible en: http://geopolitica.iiec.unam.mx/sites/default/files/2017-08/Mbembe-CriticadelaRazonNegra.pdf

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Abrir chat